Manual para entender a tu nerd

5020687960_0067179757_b-small

Un nerd necesita tener un proyecto. El Proyecto. Esto se debe a que un nerd crea cosas. Todo el tiempo. ¿Esos murmullos que produce distraídamente durante la conversación de sobremesa? Es el nerd trabajando en su Proyecto, mentalmente.

Es improbable que El Proyecto de un nerd tenga que ver con su trabajo regular porque, en su opinión, su trabajo regular es “ya he hecho esto, prueba superada”. Más adelante exploraremos las consecuencias de ese aparentemente corto período de atención pero, por ahora, El Proyecto en la cabeza del nerd es esa otra gran cosa que él está creando. No tengo idea de qué cosa sea, pero tu deberías.

En algún momento, tu (el o la compañera del nerd) fuiste El Proyecto. Fuiste empapada con el poderoso chorro de su atención porque eras el nuevo y brillante desarrollo en la vida de tu nerd. Quizá por casualidad y suerte eres actualmente El Proyecto. ¡Felicidades! Pero no te pongas muy cómoda con eso por que él cambiará a un nuevo proyecto y cuando eso ocurra quedarás preguntándote qué pasó con toda la atención. Este manual puede que ayude.

Acerca del género: Para este artículo mi nerd prototípico es un él por simplicidad. Hay muchas mujeres nerd por allí, para ellas estas observaciones aplican de la misma manera.

Entendiendo la relación de tu nerd con la computadora. Es un cliché, pero a un nerd lo define su computadora, y tu necesitas entender la razón.

Primero, la mayoría de las personas en este planeta no tienen idea cómo trabaja una computadora, la ven y piensan “es magia”. Los nerd saben cómo trabaja una computadora. Ellos íntimamente saben cómo trabaja. Cuando se le pregunta a un nerd “Mira, doy click aquí y se tarda un rato en responder. ¿Tu sabes por qué?”. Bueno, el nerd sabe por qué. Tiene un modelo mental del hardware y del software. Mientras el resto del mundo ve magia, él sabe cómo se produce esa magia, sabe que la magia es una larga serie de unos y ceros moviéndose por tu pantalla a velocidad impresionante, y sabe cómo hacer que esos bits se muevan más rápido.

El nerd ha basado su carrera (quizá su vida entera) en la computadora y como veremos, esta relación tan íntima ha alterado su visión del mundo. Él ve el mundo como un sistema que, con el suficiente tiempo y esfuerzo es completamente entendible. Esta es una ilusión frágil que ha adoptado, pero es una ilusión placentera que logra que vaya por la vida. Cuando se rompe esta ilusión, bueno, ya descubrirás que…

Tu nerd tiene problemas: es un controlador. Tu nerd vive en un mundo de letras y números monoespaciados. Mientras los demás se afanan por elegir cuidadosamente tipos de letra fantásticos para describir su mundo, tu nerd ha seleccionado cuidadosamente uno monoespaciado que utiliza para manipular el mundo hábilmente por medio de una pantalla de letras verdes y fondo negro, y el resto del mundo lo manosea torpemente con el ratón.

La razón de elegir este tipo de letra es, por supuesto, práctica. Los tipos de letra monoespaciados tienen un ancho conocido. Diez letras en una línea ocupan el mismo ancho que otras diez letras en cualquier otra línea, lo que coloca al mundo en una placentera construcción cuadriculada en la que X y Y tienen un significado.

Estos problemas de control quieren decir que tu nerd es muy sensible a cambios drásticos en su ambiente. Por ejemplo, pensemos en un viaje, o en un cambio de empleo. Esos tipos de eventos redefinitorios-del-sistema lo fuerzan a reconocer que el mundo no es siempre un lugar completamente entendible y, hasta que él reconstruya esa ilusión se va a sentir frustrado y y actuará erráticamente. Yo desarrollo una increíble corta paciencia durante estos eventos redefinitorios-del-sistema y es mucho más posible que estalle por algo trivial y estúpido. Esta es una de las razones por las que…

Tu nerd ha construido una cueva para si mismo. He escrito acerca de La Cueva en otro artículo pero esto lo más importante: La Cueva está diseñada para permitir a tu nerd hacer su cosa favorita que es trabajar en El Proyecto. Si quieres entenderlo, observa su Cueva detenidamente y con mucha atención. ¿Cómo la tiene organizada? ¿En qué ocasiones tiende a entrar en ella? ¿Qué tanto tiempo permanece en ella?

Cada objeto en la cueva tiene un lugar y un propósito particular. Incluso el desorden está bien diseñado. ¿No me crees? Ok, toma esa aparentemente inservible Mac Mini que ha estado arrumbada por allí durante meses y escóndela. No pasarán ni 10 minutos antes de que él salga abruptamente de La Cueva preguntando – “¿En dónde está la Mac?”.

La Cueva también es frustrante para ti por que te da la impresión de que es la manera de tu nerd de aislarse y, desafortunadamente estás en lo correcto. Una Cueva bien diseñada lo saca del mundo físico para plantarlo firmemente en un mundo virtual, completo, con todos los juguetes que él necesita. Esto es porque…

Tu nerd adora los juguetes y los rompecabezas. El éxtasis que tu nerd encuentra en su Proyecto es de descubrimiento y de solución de problemas. Conforme cada parte de El Proyecto es completada recibe una descarga de adrenalina, llamemos a este momento El Éxtasis. Cada profesión lo tiene – El instante en que se ha avanzado significativamente más cerca de decir “terminado”. En muchos trabajos es fácil discernir cuando se va realizando progreso: “Mira, ahora tenemos puerta”. Pero en el trabajo basado en bits del nerd, el progreso es medido mentalmente, invisiblemente, en código, algoritmos, eficiencia y en pequeñas victorias mentales que no existen en un mundo de átomos.

Hay otras maneras en las que tu nerd puede crear El Éxtasis, y lo hace todo el tiempo. Decir que los nerd adoran los juegos de video es otro cliché jugoso, pero no son los juegos lo que ellos realmente adoran. Un video juego es simplemente un sistema más en el que el trabajo es descubrir las reglas que lo definen, lo que le permitirá vencerlo. ¡Oh si! Amamos enlelarnos en juegos con un número infinito de polígonos pero, obtenemos el mismo Éxtasis jugando Bejeweled, alcanzar el nivel 70 en Elfo Night o, experimentando sin fin con un Cubo de Rubik. Esto encaja perfectamente con el hecho que…

Los nerd son tremendamente divertidos. Tu nerd invirtió gran parte de su joven vida aislado a causa de su extraña afinidad con la computadora. Esto creó una amargura básica en su psique que es la base de su humor. Ahora, combina esta desconfianza en todo, con los otros talentos naturales de tu nerd y vas a darte cuenta que él ve el humor simplemente como otro juego.

El humor es un rompecabezas intelectual, “¿Cómo puede ser expresado este conjunto particular de trivia esotérica para maximizar su gracia tan rápidamente como sea posible?”. Tu nerd observa agudamente para descubrir el potencial humoroso de cualquier situación y cuando lo encuentra, explora furiosamente en su mente por algún contenido relevante del pasado para encontrar un chiste tan rápidamente como sea posible.

Este ingenio veloz es aumentado porque…

Tu nerd tiene un apetito impresionante por información. Hace muchos años describí este comportamiento como “El Déficit de Atención del Nerd” y deberías leer el artículo para entender los músculos mentales que tu nerd ha desarrollado.

¿Cómo ve la TV un nerd? Probablemente en una de dos maneras. Primero está el ver TV contigo donde ustedes dos se sientan y ven un programa. Y está la manera en la que él ve la TV a solas cuando ve tres programas al mismo tiempo. Parece insano. Tu entras a la habitación y ves a tu nerd brincando entre canales cada cinco minutos.

“¿Cómo es que no te pierdes con tanto cambiarle?”.

Él no se pierde. Él ya ha visto esos tres shows… varias veces. Conoce las partes importantes de las tramas y está editando mentalmente sus propias versiones, todo mientras ve los tres al mismo tiempo. La jugada mental básica aquí es el cambio de contexto, y tu nerd es el rey del cambio de contexto.

La habilidad de cambiar instantáneamente de contexto viene también de una vida en la computadora. El modelo de información mental de tu nerd está perfectamente contenido dentro de las perfectamente definidas ventanas de la computadora en las que la herramienta más importante es la que le permite cambiar rápidamente de una ventana a la siguiente. El que pueda no haber relación entre estas ventanas es irrelevante. Tu nerd está acostumbrado a realizar enormes cambios contextuales en los que está conversando con un amigo en una ventana, revisando algo de su plan de retiro en otra y, leyendo acerca de la segunda guerra mundial en una más.

Podrías sospechar que tu nerd no puede enfocarse en nada en un mundo en el que el contexto está siempre cambiando y, estarías en lo correcto, parcialmente. Todo ese multi-tasking es ineficiente. Tu nerd sabe un poquito acerca de muchas cosas. Para muchos temas su conocimiento es una pulgada de profundo y una milla de ancho. Él se siente a gusto con este hecho debido a que sabe que el conocimiento a fondo de cualquier tema está al alcance de unos pocos clicks. Ve…

Tu nerd se ha creado en la mente una odiosa pero eficiente maquinaria de relevancia. Al final del día están tu y tu nerd relajándose en el sofá, la TV está apagada, no hay una computadora a la vista y tu estás contándole tu día: “Me pasé una hora en el correo intentando enviar ese paquete para tu mamá y después fui al restaurante aquel, ya sabes, enseguida de la florería, pero ya lo cerraron. ¿Puedes creerlo?”.

Y tu nerd responde con un “Cool”.

¿Cool? ¿Qué es lo cool? ¿El cierre del restaurante? ¿Lo del paquete? ¿Cómo podría ser cualquiera de esas cosas algo cool?. Bueno, realmente incluso todo ello podría ser cool, pero tu nerd no cree que sea importante ninguna de las cosas que acabas de decir. Esto es lo que él escuchó: “Me pasé una hora en el correo bla, bla, bla, bla…”.

Con toda razón estarás molesta con este comportamiento, realmente molesta –es grosero– ¡Pero, hey! Yo solamente trato de ayudar. La insaciable búsqueda de información y de El Éxtasis ha torcido su cerebro de una forma interesante. Para cada pieza de información que le va llegando, tu nerd realiza una relampagueantemente veloz calificación: ¿Relevante o no relevante? Relevante significa que la información que va llegando entra dentro del sistema de cosas que le interesan en este momento. Cuando activas su interruptor de relevancia puedes esperar que se involucre activamente en el tema. En cambio, si activas su interruptor de irrelevancia, busca el indicio verbal con el que lo expresa. En mi caso, el indicio verbal es “Cool” y cuando escuches “Cool”, yo no estoy escuchando.

La información a la que tu nerd es expuesto cuando se activa su interruptor de irrelevancia es olvidada de inmediato. En serio. La próxima vez que escuches “Cool”, quiero que le preguntes: “¿Qué acabo de decir?”. Esa extraña mueca en su rostro es el primer paso en darse cuenta que él es el problema en esta conversación en particular. Este comportamiento es una de las razones por las que…

Pareciera que a tu nerd no le gusta la gente. La charla de trivialidades: Esos incómodos cinco minutos iniciales cuando dos personas son forzadas a interactuar. La charla de trivialidades es la perdición para la existencia del nerd ya que es una combinación de varias de las cosas que él odia del mundo. Cuando un nerd observa a un extraño, lo único que está pensando es: “No tengo sistema para entender a esta persona confusa que está delante de mi”. Es de aquí de donde viene la timidez del nerd. Es la razón por la que odian presentarse ante multitudes.

Las habilidades para interactuar con la gente están allí. Es solo que carecen de un sistema estable y bien definido.

Afinado avanzado de nerd

Si aún sigues leyendo, entonces creo que tu nerd es lo suficientemente valioso para ti como para quedártelo. Incluso cuando suele desaparecer por horas, tiene un extraño sentido del humor, odia que toquen sus cosas y que muchas veces no escucha cuando hablas con él directamente, aún así, piensas quedártelo. ¡Impensable!

Mi consejo:

Relaciona las cosas que le disgustan con las cosas que adora. Tu amas viajar pero tu nerd prefiere esconderse en su Cueva por horas cazando El Éxtasis. Necesitas convencerlo de dos cosas. Primero, convéncelo que vas a hacer el mejor esfuerzo para recrear su Cueva durante el viaje. Vas a crear para él un sitio tranquilo y obscuro en el que podrá ambientarse y descubrir hacia qué lado gira el agua del excusado en esta parte del mundo. Si van a viajar internacionalmente, destina los primeros tres días en un sitio tranquilo. Si van a viajar dentro del país entonces. ¿Qué tal si lo dejas relajarse en la habitación medio día antes de arrastrarlo a visitar los puntos turísticos del lugar?

Segundo, y más importante aún, necesitas recordarle su insaciable apetito por nueva información. Necesitas apelar a su profundo amor por descubrir nuevas cosas y ayudarle a entender que quizá no haya mayor fuente de información interminable que el despertarse una mañana en un hotel con una vista directa al canal de Venecia, cuando él no habla ni una sola palabra de italiano.

Conviértelo en un proyecto. Te habrás dado cuenta de la extraña relación de tu nerd con la comida. ¿Come rápidamente? ¿Realmente rápido? Habrás de saber qué es lo que sucede aquí. La comida va a la montaña de cosas irrelevantes ya que es un obstáculo entre él y la búsqueda de información. Lo mismo sucede con el ejercicio. Pero, el asunto es que tu quieres que tu nerd se alimente saludablemente, así te durará unos 30 años más. ¿Cómo cambiar este comportamiento? Respuesta: Convierte la dieta y el ejercicio en El Proyecto.

Para mi, ejercitarme se convirtió en El Proyecto hace unos diez años después de una terrible descompensación. Cuando mi ex dejó de ser El Proyecto me sumergí en hacer ejercicio cada día de la semana. Tenía gráficos de seguimiento de mis sesiones, había gráficos trazando mi peso y había ejercicio, mucho ejercicio. Así cada día durante dos años hasta que me desmayé en un McDonald’s después de una sesión de ejercicio en un día en el que no había probado alimento alguno. Ok, hora de un nuevo Proyecto. ¡Oh si! Los nerd también tienen problemas de moderación, pero eso es para otro artículo.

Cambios significativos en el comportamiento de un nerd van a ocurrir únicamente si el nerd se involucra activamente, con toda su alma, de otra manera, el asunto será una idea más que va a parar a la montaña de cosas irrelevantes.

La gente es el contenido más interesante que existe. Si te has hallado un nerd realmente tímido intenta esto: ¿Pregúntale qué tan grande es su lista de amigos? ¿Cuántos amigos tiene en Facebook? ¿Cuánta gente lo sigue en Twitter? ¿En LiveJournal? Apuesto que, colectivamente, tu nerd interactúa con diez veces más personas que las que tu crees. Él puede hacer esto ya que su interacción es por medio de un sistema que él entiende – la computadora.

Tu nerd sabe que la gente es interesante. El sólo hecho que él no pueda ver a tu mejor amigo directamente a los ojos no significa que no desee saber qué es lo que lo impulsa, pero tu necesitas ser su interface social, su capa de contacto. Necesitas encontrar los intereses comunes entre tu nerd y tu amigo y entonces él va a involucrarse ya que habrá encontrado la relevancia.

El siguiente Éxtasis

Como habrás descubierto cuando tu eras El Proyecto, ser el foco de atención de tu nerd puede ser deliciosamente abrumador, pero eso tendrá un final. Una vez que el nerd piensa que entiende completamente de qué manera funciona un sistema, el reto por entenderlo deja de existir y entonces él se mueve en la búsqueda del siguiente Éxtasis.

Aunque desconozco quién eres o por qué en el mundo elegiste a un nerd como compañero, lo que si sé es que tu no eres un sistema comprensible. Sé que eres tan confusa como él. Ser tu misma, con todas tus inconsistencias es más que suficiente para que tu nerd obtenga retos nuevos e interesantes.

Además, es el trabajo del nerd encontrar quién eres y quizá alguien, en alguna parte ha escrito un artículo acerca de tus particularidades. La buena noticia es que probablemente tu nerd está leyendo ese artículo en este preciso momento.

Este artículo es una traducción libre del original “The Nerd Handbook” escrito por Rands bajo Creative Commons.

Fotografía bajo licencia de Creative Commons por Sharyn Morrow, obtenida de Flickr.

Cinco de Mayo – ¡Celebremos Raza de Bronce!

Mural del Artista Francisco Eppens con el tema Mestizaje en la Facultad de Medicina de la UNAM, 1954.

Mural del Artista Francisco Eppens con el tema Mestizaje en la Facultad de Medicina de la UNAM, 1954. Fotografía por rageforst en Flickr.

El Cinco de Mayo –que marca la exitosa defensa dirigida por el General Ignacio Zaragoza contra la invasión Francesa–, es quizá la celebración más significativa para el México moderno. La que mejor nos define e identifica como lo que somos hoy como pueblo y como nación. Me explico:

Nos define por que se basa en el orgullo de un pueblo que supo defenderse de la invasión de una la potencia extranjera de su tiempo.

Nos identifica por que otros pueblos (en una visión simplista) nos ven: a) como el indígena sentado bajo el nopal, o b) como el charro empistolado, bravo y borracho o, c) fiesteros y orgullosos celebrando el “cincou de mayou”.

Cuando nos ven como indígenas, se están refiriendo a reminiscencias del pasado Azteca, tal y como lo veían después de la conquista, durante la época colonial. Al vernos como charros empistolados nos están identificando con el México independiente pre- y post-revolucionario. Ambas son cosas del pasado.

Hoy somos el pueblo orgulloso, pujante y fiestero al que se adapta perfectamente la visión que tienen de nuestra celebración de esta fecha.

En el desarrollo histórico que nos ha llevado a ser el pueblo que hoy somos, la batalla del Cinco de Mayo marca el comienzo del México-Nación y del pueblo mexicano modernos. Pasamos de la visión nacionalista y regional de Juárez a asumirnos como actores capaces en el ámbito mundial con el Porfiriato. Lo marca aún y cuando entre Juárez y Díaz hayamos vivido el breve período en el que Francia impuso a Maximiliano como emperador.

Lo marca porque es una defensa realizada por el México mestizo (que hoy somos), porque se alimentó tanto del orgullo del pasado indígena como del orgullo de un pueblo que empezaba ya a entender cómo resolver sus diferencias internas (entre conquistadores y conquistados) y a integrarse (y a asumirse, y a aceptarse) como uno solo.

Cada etapa y cada visión ha contribuido a lo que hoy somos. ¡Claro! Desde el mítico Aztlán y la fundacional llegada de los Aztecas al islote México-Tenochtítlan, pasando por Cortés y el Catolicismo, siguiendo por el mestizaje, la Independencia y la Revolución. Al final todo se mezcló y resultó en esta fantástica y querida Raza de Bronce.

¡Celebremos pues, en nuestra diversidad y mestizaje! Con orgullo: ¡Viva México!

@vmarquez

Civilización, de Jaime Torres Bodet – A propósito de la violencia en México y del atentado en Boston

Mucho puede escribirse y mucho se ha escrito acerca de la violencia que vivimos en el mundo, sin embargo, para mi, la forma de violencia que menos entiendo y que es más despreciable es la de aquellos que atentan por ideología o conveniencia y de manera indiscriminada contra gente inocente, contra quienes nada tienen que ver con su modo de pensar o de vivir.

En nuestro país llevamos ya años de una violencia desmedida, causada precisamente por unos cuantos que prefieren matar y morir por su ambición e incapacidad de hacer algo mejor. La semana pasada ocurrió un atentado en Boston, durante la celebración de un maratón.

Todo esto me ha llevado a recordar un hermoso poema de Jaime Torres Bodet: “Civilización”. Aquí dejo el texto y una interpretación mía. Espero la disfruten y los lleve a reflexionar.

Civilización

Por Jaime Torres Bodet

Civilizacion-Poema-de-Jaime-Torres-Bodet "Civilizacion-Poema-de-Jaime-Torres-Bodet"

Un hombre muere en mí siempre que un hombre
muere en cualquier lugar, asesinado
por el miedo y la prisa de otros hombres.

Un hombre como yo: durante meses
en las entrañas de una madre oculto;
nacido, como yo, entre esperanzas
y entre lágrimas, y —como yo—
feliz de haber sufrido,
triste de haber gozado,
hecho de sangre y sal y tiempo y sueño.

Un hombre que anheló ser más que un hombre
y que, de pronto, un día comprendió
el valor que tendría la existencia
si todos cuantos viven fuesen, en realidad,
hombres enhiestos,
capaces de legar sin amargura
lo que todos dejamos a los próximos hombres:
el amor, las mujeres, los crepúsculos,
la luna, el mar, el sol, las sementeras,
el frío de la piña rebanada
sobre el plato de laca de un otoño,
el alba de unos ojos,
el litoral de una sonrisa
y, en todo lo que viene y lo que pasa,
el ansia de encontrar
la dimensión de una verdad completa.

Un hombre muere en mí siempre que en Asia,
o en la margen de un río
de África o de América,
o en el jardín de una ciudad de Europa,
una bala de hombre mata a un hombre.

Y su muerte deshace
todo lo que pensé haber levantado
en mí sobre sillares permanentes:
la confianza en mis héroes,
mi afición a callar bajo los pinos,
el orgullo que tuve de ser hombre
al oír —en Platón— morir a Sócrates,
y hasta el sabor del agua, y hasta el claro
júbilo de saber que dos y dos son cuatro…

Porque de nuevo todo es puesto en duda,
todo se interroga de nuevo
y deja mil preguntas sin respuesta
en la hora en que el hombre
penetra —a mano armada—
en la vida indefensa de otros hombres.

Súbitamente arteras,
las raíces del ser nos estrangulan.
Y nada está seguro de sí mismo
—ni en la semilla el germen,
ni en la aurora la alondra,
ni en la roca el diamante,
ni en la compacta oscuridad la estrella,
¡cuando hay hombres que amasan
el pan de su victoria
con el polvo sangriento de otros hombres!

Es Domingo y toca barbacoa

El gusto (a veces desmedido) por comer, me viene por partida doble: De mi padre aprendí el comer prolijo y promiscuo. Igual me enseñó a apreciar los más sofisticados manjares del mundo que los más dudosos tacos en cualquier puesto callejero. Lo mismo, a embarrarme de manteca en un puesto de mercado pueblerino, que a apreciar el arte y la historia extranjeros del “Ham and Eggs”, grasientos y con su respectivo Hashed Brown y tiras de tocino a un lado.

Por partida de madre (por la partida de madre de mi madre, que se partía y se la partía) para darnos gusto en la mesa a sus hijos y a mi padre, mientras hacía malabares con 2 trabajos de fijo y con una partida de tiranos y latosos que eramos todos los de casa. Mi madre que con igual maestría y técnica aprendió desde el Pozole de mi abuela materna hasta las tortillas de harina de su propia madre. Desde el Roast Beef divino de mi tía Cecilia, hasta el pollo al curry, denso, especiado y picante de mi tía Emily. pfff! Ni qué decir de los nopales con huevo, del… de.. y … uf! ya les contaré.

Por ahora, se impone la barbacoa. Es domingo pués!

Domingo

Es Domingo y, cosa rara en mi, estoy sentado fuera de la Iglesia. Si, entraré a misa, aunque no ha sido ese el propósito de mi visita. Vine imitando a Pito Pérez, a ver el pueblo que considero ya mi pueblo. Vine a verlo desde la iglesia en la que yo también un día le dije a un sacerdote lo mismo que Pérez dijo al de su pueblo (casi, aunque con otras palabras pero por situación y mensaje parecidos).  Vine, por que yo empiezo igual un nuevo viaje y quería ver el pueblo antes de iniciarlo. Uno que no hubiera querido emprender pero, caray! Ya puesto en este camino, no hay más que recorrerlo completo. A mi aquel sacerdote me puso igual que a Pérez, una penitencia, espero que hoy Dios me levante el castigo. A eso vengo.

Eso si, aunque Pito no andaba haciéndole la mala obra a nadie cuando en su libro visita la iglesia, yo si, con la pena pero si, vine a hacerle la mala obra a una persona. Ni hablar, así es la vida y así salieron las cosas.

Pito quedó de verse varios días con el herrero del pueblo, que quería que Pito le contara su historia y este accedió, a cambio de una botella diaria. Yo vengo a devolver algunas historias, libros y videos que no son míos y en mi caso, todo se hará en una sola ocasión, no habrá necesidad de repetirla ya que lo que pudiera yo querer a cambio no me lo van a poder devolver.

En fin, llaman ya a misa. Iré y después tengo mi cita.

Víctor.

Carta abierta

Durante muchos años tuve la costumbre de escribir. Hace algún tiempo dejé de hacerlo (las razones no vienen al caso). Leí mucho también y es otra cosa que dejé de hacer y que hoy lamento mucho.

Lo que si, nunca perdí, fue la costumbre de hablar, y hablar, y hablar… mucho, a veces, demasiadas veces hablé de más. Nunca supe quedarme callado pero esa es una historia diferente.

Algunas veces escribí para mi solamente, otras veces escribí para otros. Incluso le he quedado a deber escritos a algunas personas. Me disculpo por eso y prometo ponerme al corriente pronto.

Hoy, pues, retomo este placer de la escritura, como saben muchos que me son cercanos, me tomé unos días para reflexionar y para recomponer algunas cosas en mi vida. El retomar la escritura es una de esas cosas que quiero recomponer así que… aquí vamos.

No esperen nada original ni artístico en esto. No soy inventor ni soy artista. Nada de lo que encontrarán por acá es original, todo ha sido dicho ya alguna vez por alguna persona. Escribo sobre la tinta del mismo, inmutable y siempre cambiante río de Thagore, sobre los rayones de Einstein, sobre La Palabra de Dios (de cualquier Dios del que hable el credo de cada uno de Ustedes). Escribo copiando a José Alfredo y escribo inspirado en la locura de Van Gogh, cobijado a la sombra inmensa del Guernica y con la tibia frialdad de La Venus y La Piedad. Escribo, sobre todo, cubriéndome con los bordados llenos de amor y coraje de mi abuela Esther y sobre las cuentas y números interminables de mi abuelo Rutilio en los márgenes del diario. Mi abuelo. el hombre que me enseñó ese don de la bohonomía y de la honestidad, aunque yo no haya aprendido mucho de eso.

Claro! Escribo gracias a mi madre y a mi padre, pero ellos merecen unas líneas aparte. Otro día y con mejor ánimo.

Finalmente y, aunque escribo para mi, quiero pedirles paciencia y perdón por las faltas, omisiones, yerros y con cualquier cosa que les haya ofendido en el poco o mucho camino que hayamos andado y en el que sigamos andando juntos. Y quiero darles las gracias por ser amigos, familia y gente a la que aprecio y admiro.

Nos leemos! Un abrazo.

Víctor.

Facebook va fuerte por más datos de usuarios

2391747442_eaedaa1ff4_mComo una de las empresas que mejor conoce el valor de la información de los usuarios en Internet, Facebook ha lanzado “Photo Sync”, una nueva funcionalidad con la que se pueden cargar en el perfil del usuario todas las fotografías que se tomen con el teléfono móvil.

Facebook está apostando a que un porcentaje importante de usuarios encontrarán muy cómodo y conveniente el simplemente sincronizar sus teléfonos y así evitar el engorroso proceso que supone subir manualmente cada una de las fotografías.

La ventaja para el Sitio de Social Media reside en que las fotografías digitales suelen contener información muy detallada y valiosa, como la ubicación en que se tomó la fotografía (entre otros datos). Con “Photo Sync”, podrá saber instantáneamente en dónde se encuentra el usuario y mostrar los anuncios o banners más relevantes para ese preciso momento y lugar. Esto, por supuesto, aumenta el valor de la publicidad en el Sitio para los anunciantes.